Publicado: 1 de Marzo de 2018

En Jugando en Azahara hemos celebrado estos carnavales con un parche en el ojo y loro en el hombro. ¿Ya sabéis de que nos hemos disfrazado? Sí, de piratas.

De piratas y piratillas ha ido la cosa porque los más peques se lo han pasado genial jugando a ser los capitanes de una gran buque en alta mar. Y como diría Espronceda, en nuestra escuela infantil hemos puesto viento en popa a toda vela hacia la diversión de los carnavales.