Publicado: 9 de Mayo de 2018


A las 11:30h quedamos en la puerta del ZOO para entrar todos juntos, la visita no era guiada, por lo que pudimos ir a nuestro aire y que los peques pudieran ver lo que más les gustara. 

A las 13:30 entramos en la CIUDAD DE LOS NIÑOS, teníamos una mesa reservada pasando la cafetería.

Los niños tenían precios especiales para hacer la actividad y los más pequeños entraban gratis. Pasamos un día de convivencia que estuvo genial y muy a ameno y divertido con lo que más le gusta a los niños... ¡los animales!